Plasma Rico en Plaquetas

El plasma rico en plaquetas (PRP) es básicamente plasma sanguíneo con plaquetas concentradas, estas plaquetas contienen enormes reservorios de proteínas bioactivas, incluidos los factores de crecimiento, que son vitales para iniciar y acelerar la reparación y regeneración de los tejidos. Estas proteínas bioactivas inician la cicatrización del tejido conectivo: la regeneración y reparación de huesos, tendones y ligamentos, promueven el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos y estimulan el proceso de curación de la lesión.


 
 

¿Cómo funciona el PRP?

Para preparar el PRP, se extrae sangre del paciente y, a través de un proceso de separación, se aíslan los componentes dentro de la sangre para producir el PRP. Al inyectar el PRP en el área lesionada, causa una inflamación que desencadena la cascada de regeneración.

Las inyecciones de PRP se pueden realizar en los músculos, tendones y ligamentos de todo el cuerpo. Algunos ejemplos incluyen: esguinces de ligamentos, lesión del cartílago articular, rotura aguda del tendón y tendinopatía crónica.